Dejar de fumar sin trucos, toda una experiencia real.

Si te gusta el contenido de esta página y quieres ayudar a mantenerla tan solo te pedimos que cuando quieras ir a AMAZON lo hagas a través de cualquiera de nuestros enlaces.

Si has llegado hasta esta página, supongo que estas cansado/a de leer sobre el tema pero aún no te has decidido o simplemente no te atreves por qué crees que no vas a poder.
No te preocupes, yo ¿fumaba? casi tres paquetes de tabaco diarios, y digo ¿fumaba? porqué llevaba ya más de 10 años sin fumar ni un cigarrillo y al final volví.
Por eso estoy escribiendo este artículo, es por eso que creo que si yo he podido, cualquiera puede y es por eso que creo que debo compartir contigo mi forma de actuar ante el tabaco.

Aunque aún no eres consciente de ello, tu y yo tenemos algo en común, hemos decidido apartar el tabaco de nuestras vidas.
No te vallas aún, enciéndete un cigarrillo y sigue leyendo, ¿Qué puedes perder?
Aquí tu eres quien decides si quieres dejar de fumar de golpe, con ayuda de la Seguridad Social, con chicles, caramelos, pastillas, espray… Lo importante es conseguir dejar de fumar definitivamente y empezar a disfrutar lo antes posible de sus beneficios que te aseguro que son muchos.
Con el fin de no perdernos en divagaciones, vamos a estructurar un poquito el contenido.

¿Qué preguntas nos debemos hacer antes de dejar de fumar?

1.-¿Quiero realmente dejar de fumar?
¿Por qué?

Te miran mal

     Bueno la respuesta a la primera pregunta es muy sencilla Si
     La clave está en el porqué, ya que esto es algo que varia con cada persona, aunque todos tenemos en común que al fumar olemos mal, los que no fuman nos miran mal, ahora con la pandemia no se puede fumar tranquilo ni en las terrazas de los bares…


     Por otra parte, al menos en mi caso, tenia «tos» y «pitos» al acostarme, mi respiración era como la de una persona muy anciana a pesar de que estoy entorno a los cincuenta. Por las mañanas tosía como si no hubiera un mañana, hasta que con el café comenzaba otra vez a fumar y así un día tras otro.


     Cuando eres un fumador empedernido, te engañas pensando que fumar es uno de los pocos placeres que te quedan en la vida, pero la realidad es que poco a poco y de forma silenciosa el tabaco te la va quitando.
     La última razón y no por ello menos importante es la económica, si analizas, calculadora en mano, el gasto que supone el hecho de fumar, te asustarás tanto que acelerará tus ganas de conseguir dejarlo.
     Simplemente tenemos que multiplicar el coste de un paquete de tabaco por 365, es decir si hoy en día el coste de una cajetilla de tabaco es aproximadamente 5€, te gastas 1.825€ en tabaco, que podrías sustituir perfectamente por unas buenas vacaciones. Este dinero puede ser suficiente para comprar ese artículo caro de tu hobby favorito y que siempre has pensado que no te queda suficiente dinero para comprarlo. Pero si te parece bien, de este tema hablamos más adelante en el artículo, sigamos con las preguntas.

2.-¿Dejar de fumar engorda?

https://amzn.to/2Jploz6 En mi humilde opinión esta es una de las escusas que ponemos los fumadores/as para no afrontar el reto «dejar de fumar Si»
     Realmente siempre que se deja de fumar se engorda, cuando se intenta aplacar la ansiedad que te provoca el mono del tabaco solo comiendo.
     Para dejar de fumar sin engordar deberemos utilizar alguno de los productos de nicotina que hay en el mercado y que aplacarán esa ansiedad que produce el dejar de fumar.


     Tu eres quien decide cual es el que mas se ajusta a tus necesidades, pastillas de nicotina, parches, espray…


     En mi caso la última vez que lo he conseguido ha sido con el espray, ya que los chicles me producen dolor de dientes por masticar con ansiedad, los parches no los he probado pero en principio me parecían menos naturales.
     Los primeros días yo te recomendaría los caramelos o grajeas de nicotina que deberás ir sustituyendo por el espray pues me a costado menos desengancharme del espray en última instancia.

3.-¿Es fácil dejar de fumar?

     Rotundamente » Si «
     Es fácil dejar de fumar si sabes como hacerlo, supongo que ahora estás pensando que tu eres diferente, que no tienes suficiente fuerza de voluntad, que lo has intentado otras veces…
     Tan solo estoy de acuerdo en que eres diferente, pues a tí no te sirve el mimo método que a los demás, aunque eso no quiere decir que no haya un método que se pueda adaptar a tu forma de ser.


     El método que yo te propongo conseguirá que dejes de fumar definitivamente si es lo que realmente deseas.
    Por ello te voy a hablar de los beneficios de dejar de fumar, pues creo que ya has leído suficiente acerca de los posibles perjuicios del tabaco ya que es de lo único que habla casi todo el mundo.


     1.- La salud: El día que decidí dejar de fumar fue horrible, pues la primera semana no solo tienes la ansiedad física de la falta de tabaco, sino que también te pones triste, pero cuando peor crees que estás surge el milagro, te levantas por la mañana y ya no toses, te cepillas los dientes y el frescor continua sin dejar pasar al mal aliento y es en ese justo momento cuando te das cuenta de que no solo merece la pena, sino que además lo puedes conseguir.


     2.- La economía: Cuando llevas tan solo una semana y ves que el dinero que sacaste el día que dejaste de fumar aún sigue en el bolsillo y que no se ha evaporado, te planteas, realmente dentro de un año podré darme ese capricho que me comentaron en este artículo.

2.-¿Existen métodos y trucos caseros para dejarlo?

Bueno en internet he leído varios métodos caseros que también los llaman los métodos naturales o incluso el método de la abuela.

El sabor intenso propiciado por el limón y el jengibre resultan muy adecuados para combatir el síndrome de abstinencia. 
     En principio, cuando quiero dejar de fumar y no puedo, todos son tentadores y pueden ser validos, pero yo en este artículo solo me voy a limitar a comentar que no existe el método perfecto.

Pues el método perfecto para tí es el que mas te motive.

Tú que eres quien quieres dejar de fumar y debes saber que todo el mundo puede y por supuesto tú también.
     Al fin y al cabo todos los métodos para dejar de fumar se basan en dos principios. El primero es estar convencido de querer dejarlo y el segundo en tomar algo que rebaje la ansiedad de los primeros días.

En mi caso he utilizado caramelos de nicotina para la primera semana que he ido sustituyendo por el espray en las siguientes semanas para terminar por dejarlo todo.
     No creo en trucos para dejar de fumar, pero si creo en métodos y en que cada uno debe seguir el que más se adapte a su personalidad.
     No obstante hay unas pautas comunes que se deben seguir, no solo para quitarse, también para no volver a fumar, que como puedes imaginar es la clave de todo el asunto.

Si te ha gustado el contenido de esta página y quieres ayudar a mantenerla tan solo te pedimos que cuando quieras ir a AMAZON lo hagas a través de cualquiera de nuestros enlaces.

¿Cuáles son algunos de los síntomas de abstinencia asociados cuando dejas de fumar? ¿Como combatirlos?

        Tener muchas ganas de fumar.
        Sentirse triste o desanimado.
        Dormir con dificultad.
        Estar nervioso y de mal humor, sentirse irritable.
        Te resulta difícil pensar con claridad e incluso concentrarte.
        Notas una inquietud y ansiedad fuera de lo normal y sin motivo aparente.
        Tan pronto estás eufórico como decaído.

¿Dos aliados para dejar de fumar?


     Obviamente cuando dejamos de fumar tenemos ganas de hacerlo, pero esto se combate de dos formas.
         La primera que llamaremos física consiste en aportar nicotina al cuerpo (parches, chicles, caramelos, espray…), la cual puede ir complementada con el aporte de infusiones relajantes como la valeriana
         La segunda que complementa a la anterior es la que yo llamo de mentalización, para aplicarla es necesario hacer varias cosas antes de dejar de fumar.
        Fijar una fecha para dejar de fumar, ésta tiene que ser señalada para ti, de manera que cuando quieras calcular ¿Cuánto llevo sin fumar? ¿Qué día deje de fumar?, etc.. lo puedas hacer de forma rápida porqué esto te hará sentir muy bien y te será muy útil para no volver a fumar. Te aseguro que estas preguntas surgirán en muchísimas conversaciones, que no solo no evitaras, sino que además harán que te sientas orgulloso de ti mismo.
        Antes de dejar de fumar, enciéndete un cigarrillo (si te apetece) y estando solo, para no tener interrupciones, escribe en un papel una lista de motivos por los que quieres dejar de fumar, esta lista deberás llevarla contigo y leerla despacio cada vez que te den ganas de fumar. Tú decides si la lees delante de alguien o no, mi consejo es que la leas en privado (es una de tus armas secretas para mantenerte firme).
        La irritabilidad, nervioso y mal humor se superan haciendo cosas manuales, que te gusten, puede ser hacer ejercicio o desarrollar algún hobby de esos que tenemos apartados por falta de tiempo, piensa que en fumarte un cigarrillo tardas casi diez minutos, si te fumas a lo largo del día una cajetilla de tabaco pierdes unos 200 minutos en fumar que son más de tres horas.


        Por todo lo que te he dicho en el párrafo anterior, lo que mejor me ha funcionado para prepararme antes de dejar de fumar es algo muy sencillo, desde este momento cuando fumes, solo fuma, es decir si estas haciendo algo y te apetece fumar, ya sea en el trabajo como fuera de él, déjalo todo mientras fumas y si no puedes dejar de hacer las cosas, enciende el cigarro dale unas caladas y apágalo hasta que puedas terminar de fumártelo. Veras rápidamente que el número de cigarrillos habituales se reduce a la mitad o menos.


        Por último y no menos importante, antes de dejar de fumar debes comprar una hucha, si una hucha con llave en la cual deberás meter un calendario anual en el que puedas ir tachando los días que llevas sin fumar después de meter en la hucha 5€ por día, que es aproximadamente lo que te cuesta fumar todos los días, debes hacerlo sin escusas de la misma forma que le echas las monedas a la máquina dispensadora o se lo das al dependiente/a del estanco todos los días. El día que toque comprar la nicotina (parches, chicles, caramelos, espray…), el dinero lo sacarás de la hucha. Al principio te deberá dinero la hucha, pero en poco tiempo será muy rentable y cada vez veras más cerca las vacaciones, el capricho,… que te proporcionará el dejar el tabaco.

Método infalible para dejar de fumar

Antes de dejar de fumar

  • Enumera por escrito los motivos por los que has decidido dejar de fumar.
  • Elije una fecha señalada para dejarlo.
  • Decide como vas a aportar la nicotina necesaria para mitigar los síntomas del mono.
  • Una semana antes de la fecha señalada. Cuando fumes, solo fuma. Para reducir la dosis.
  • Todas las mañanas comienza el día con un paquete con veinte cigarrillos, no compartas, no recibas de nadie, y al final del día cuenta los que quedan. Es muy importante que tu sepas cuanto fumas realmente y que veas como baja el consumo.
  • Adquiere una hucha y un calendario anual para recuperar el dinero que usarías para fumar.

Al dejar de fumar

  • No digas a nadie que vas a dejar de fumar, espera a que ellos se den cuenta y te sentirás muy orgulloso cuando te pregunten y puedas contestar llevo X tiempo sin coger un cigarro.
  • El día anterior a la fecha elegida por tí, fúmate el último cigarro sin hacer otra cosa
  • Pon un cartelito en el plástico del paquete de tabaco en el que se lea sin necesidad de cogerlo «Soy yo quien he decidido dejarlo»
  • Pon en el bolsillo como siempre el paquete y al lado las pastillas de nicotina, al menos los siete primeros días, tienes que tener claro que eres tú quien eliges, aunque tengas el tabaco al alcance de la mano.
  • Al principio, no cuentes las pastillas que tomas al día, simplemente toma las necesarias para no coger un cigarro, veras que quitan la ansiedad física.
  • Utiliza un bolígrafo para entretener las manos
  • Cuando veas que no tienes que tomarte la pastilla entera por que la ansiedad termina antes, guárdala en el bolsillo y termínala más tarde cuando vuelva la ansiedad. Curiosamente resulta muy útil para guardarla el plástico que envuelve los paquetes de tabaco. No mancha, la pastilla no se reseca y puedes guardar unos cuantos plastiquitos antes de dejar de fumar.
  • Celebra tus logros con algún caprichito: Segundo día sin fumar, segunda semana sin fumar, segundo mes sin fumar…
  • Cuando consigas pasar el día con no más de cinco pastillas, es el momento de pasar el espray y si aún no lo has hecho deja ya el paquete de tabaco en casa definitivamente. No lo tires ni lo regales ponlo en un sitio de forma que leas el cartelito sin necesidad de tocarlo, se queda ahí por que tú lo has decidido.
  • El espray deberás llevarlo mientras que tengas algún momento de debilidad a lo largo del día, ese periodo varía con cada persona. Si no estás seguro llévalo encima evitará las recaídas.
  • Cuando ya no necesitas el espray ni ninguna otra cosa para no fumar, llega el momento más difícil de todo el proceso de desintoxicación NO VOLVER A FUMAR.

CINCO verdades PARA NO VOLVER A FUMAR

  • No hay escusa ni evento por doloroso o feliz que sea, que justifique coger ningún tipo de tabaco.
  • El individuo que ha sido fumador empedernido, lleve el tiempo que lleve solo controla el tabaco si no lo vuelve a probar.
  • Si no lo pruebas, CONTROLAS TÚ, si lo pruebas VUELVE A CONTROLAR EL TABACO.
  • Si vuelves perderás el exceso de dinero que recuperaste el día que lo dejaste.
  • El tabaco NO ESTÁ BUENO, te hace sentir bien por que aplaca el propio mono que genera el hecho de fumar, como ya sabemos es una droga.

Si te ha gustado el contenido de esta página y quieres ayudar a mantenerla tan solo te pedimos que cuando quieras ir a AMAZON lo hagas a través de cualquiera de nuestros enlaces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *